Blogs

¡Camina!

Ay Dios mío, no se ni por dónde empezar. Esto es una montaña rusa emocional demasiado grande.

 

Hace unas semanas no estaba bien, me venía abajo constantemente, mi cabeza estaba agotada.

La posición de Sara no es fácil, tiene cuatro años recién cumplidos y a pesar de ser tremendamente consciente de todo lo que tenemos en nuestra vida, a veces también reclama su sitio. Normal.

Ama, la palabra más bonita del mundo

Hace mucho tiempo que no me siento a escribir en mi rinconcito, lo echaba de menos.
Aquí soy completamente yo, abierta en canal. Aquí puedo escribir todo lo que mi boca no es capaz de decir. Cuando escribo respeto mi espacio, mis emociones y mi ritmo, no siempre se escribe igual, a veces las palabras salen solas y otras veces salen alborotadas de mi cabeza y cuesta encontrarles el orden aunque al final consigo que salgan.

O te comes el mundo, o el mundo te come a ti

La última vez que me senté a escribir en mi rinconcito estaba mal, bastante mal. La sensación de impotencia era enorme. Esa tarde lloré mucho y la mañana siguiente seguía tocada e hice lo mejor que pude hacer, me puse los guantes de boxeo y dejé salir toda la mierda, toda la rabia y aunque la sensación de impotencia era demasiado grande también pude quitarme parte de esa carga.

Páginas