Blog de Maider Zubicaray

O te comes el mundo, o el mundo te come a ti

La última vez que me senté a escribir en mi rinconcito estaba mal, bastante mal. La sensación de impotencia era enorme. Esa tarde lloré mucho y la mañana siguiente seguía tocada e hice lo mejor que pude hacer, me puse los guantes de boxeo y dejé salir toda la mierda, toda la rabia y aunque la sensación de impotencia era demasiado grande también pude quitarme parte de esa carga.

Impotencia

Hoy es de esos días en los que necesito sentarme en mi rinconcito y vomitar todo, necesito escupir lo que estoy sintiendo y creo que sólo puede definirse con una palabra, impotencia.

Este rinconcito me da libertad para escribir todo lo que quiero y necesito soltar. Para mí es una vía de escape necesaria.

La tarde de hoy ha sido dura. Ha sido una de esas tardes que te hacen viajar en el tiempo, a un tiempo que no quieres ni recordar pero que ahí está, en nuestra historia.

Día de Reyes

Hoy es el día de Reyes, el día en el que los niños esperan ilusionados sus regalos.

Esta mañana Maialen y Sara han abierto los suyos y sus caritas lo decían todo. Cada una lo expresa de una manera. Sara es muy espontánea y estaba encantada abriendo sus regalos. Maialen no es tan expresiva aunque su mirada y su sonrisilla lo dicen todo. Son la inocencia hecha niñas. Es tan bonito verles... Ver esa ilusión y esa inocencia es lo más maravilloso del mundo.

Páginas