¿Por qué no salto de alegría?

La última vez que me senté en mi rinconcito necesitaba soltar lo que estaba sintiendo aquella tarde. Fue una tarde increíble en la que Maialen había conseguido mantenerse de pie solita, apoyada en una mesa, durante veintidos minutos. La jefa de Neocortex pudo ver varias fotos de Maialen de pie y me dijo que ahora si está esa pelvis, que tiene una postura muy buena y que está preparada para la vertical. ¿Podéis imaginaros todo lo que he luchado para poder escuchar algo asi? Debería estar dando saltos sin parar pero ¿Por qué no salto de alegría?

También escribí que necesito aprender a digerir todo esto y realmente es así, no lo puse por poner, lo puse porque realmente necesito aprender a digerir todo esto pero de momento no lo consigo. ¿Sabéis qué hago desde ese día? Lloro.

 

Hay momentos en los que siento esa felicidad que se siente cuando ves que tu trabajo realmente merece la pena, siento esas mariposas en el estómago y me invade una sensación muy bonita pero hay otros momentos en los que simplemente necesito llorar. Sí, lloro porque me siento triste. Parece un sinsentido pero es así. Creo que llevo demasiadas cosas acumuladas, llevo mucha caña encima, creo que mi cuerpo y mi cabeza necesitan hacer limpia, necesito vaciarme. Necesito llorar todo lo que tenga que llorar para poder coger aire y seguir.

Cuando escribí que aquellos veintidos minutos me habían sobrepasado de una forma brutal no escribí nada de cara a la galería, nunca escribo nada de cara a la galería. Estoy completamente sobrepasada. Muchas veces he estado en una montaña rusa en la que había días en los que no sabía ni lo que quería pero esta vez es distinto. Es una montaña rusa aún más grande y todo lo que siento, bueno o malo, está magnificado. Muchos días estando con Dani empiezo a llorar sin más. A veces necesito que me den un abrazo, un empujoncito para poder seguir con todo esto.

 

Mi niña...

 

Creo que es de sobra conocido que me encanta Bruce Springsteen. Estos días escucho una canción que la verdad es que hasta ahora no la había hecho mía pero estos días la escucho de otra manera y estando como estoy de simple pues me he venido abajo. La canción es working on a dream (trabajando en un sueño). Llevo años trabajando en un sueño, el sueño más importante de mi vida, el sueño de conseguir que mi hija camine. Es un sueño exigente y que, a pesar de ser una persona constante, luchadora y perseverante,  ahora mismo  me han flaqueado las piernas. A lo mejor es bueno que me falqueen ahora, igual es justo el momento para poder coger el aire suficiente para ir a por todas. Pero necesito llorar...

 

Seguiremos trabajando como hasta ahora, sin prisa, sin plazos. Nunca me han importado los plazos. Nos costará los años que nos tengan que costar y el día que esté preparada habremos conseguido nuestro gran sueño. Sólo ella nos dirá cuál es momento.

 

Supongo que poco a poco iré aprendiendo a digerir todo esto. Igual es el momento de empezar a pensar un poquito más en mi. Hace diez meses era impensable estar en el momento en el que estamos ahora mismo así que estoy satisfecha porque hemos formado un buen equipo aunque tengamos nuestros días...

 

Mi niña...

 

¿Recordáis que pensó Mireia Belmonte en las olimpiadas de Londres cuando ganó la medalla de plata en los 200 metros mariposa? Quería ir a las olimpiadas de Rio de Janeiro y ganar el oro olimpico. Durante los siguientes cuatro años luchó con todas sus fuerzas para conseguir ese objetivo y lo logró. Pues Maider va a por su propio "oro", voy a luchar con todas mis fuerzas por lograr mi sueño aunque ahora mismo tenga que hacer mi propia limpia. Cogeré airé y seguiré.

 

Y como dice Bruce:

Trabajo por un sueño
Aunque a veces parezca tan lejano
Trabajo por un sueño
Y sé que algún día será mío

Trabajo por un sueño
Aunque parece que los problemas hayan venido para quedarse
Trabajo por un sueño
Pero nuestro amor ahuyentará los problemas

Trabajo por un sueño
Aunque pueda sentirlo tan lejano
Trabajo por un sueño
Nuestro amor lo hará real algún día

 

Mi niña...

Comentarios

Vuestro amor lo hará real algún día..