Maialen sigue con la adaptación

Hoy hace una semana que Maialen empezó la adaptación en la ikastola. La semana pasada tuvo ratitos que no lo pasó bien pero en general mucho mejor de lo que me esperaba. En su clase están tres angelitos que cada vez que los veo.... me los comería a besos, me encantan, tienen algo muy especial.

El fin de semana estuvo muy contenta quitando un rato el domingo que se mordió pero bueno fue solo una vez. El sábado fue nuestro último día de piscina y estuvo muy contenta. Todo el tiempo riéndose y jugando con su sonajero, nuestras chancletas... y eso que sólo durmió veinte minutos de siesta. Por la noche cena familiar para despedir la temporada y claro, se quedó dormidita como lo que es, un angelito.

El lunes empezó a llorar en cuanto entramos al patio y cuando le dije adiós me pareció que se quedaba bastante tranquila. Cuando fui a recogerla, su tutora me enseñó un vídeo para que me quedara tranquila y viera lo bien que está en clase. Había que verla... riéndose, sentada junto a la piscina de bolas, cogiendo las bolitas y dando chirivueltas.. Dentro de la piscina estaban Xabier e Izaro. Estaban para lo que hicieron, para grabarles...

El martes entró más contenta y durante la mañana estuvo super bien. Cuando entré a buscarla estaba llorando sentada en las piernas de una de las cuidadoras y claro lo primero que pensé era que había estado así toda la mañana pero que va !!, su disgusto era porque le habían cambiado el pañal y no le había molado nada..

Hoy ha entrado bien tiesita, mirando a todos los niños que había en el pasillo y como no podía ser de otra manera ha estado super bien.

Estos días que lleva de adaptación tienen algo en común, el mejor momento del día para las dos. Cuando me ve entrar en clase su cara de felicidad, sus risas, sus chilliditos, sus tetetetetete, sus botes de alegría.. Cuando la cojo en brazos me agarra con fuerza la boca, los pelos, la nariz, apoya su cabeza con la mía, me mira con esos ojitos tiernos... No se ponerle palabras a lo que siento., bueno si, en ese momento somos completamente felices. Esos pequeños gestos son los que hacen grandes los momentos.

Por las tardes hacemos el programa de Madrid. Desde que empezó la ikastola he ido poco a poco para no cansarle demasiado pero lo hace de maravilla. Todas las tardes está riéndose, mirándome sin parar, busca el contacto físico, coge todo lo que tiene alrededor. Nuestros días son perfectos. Nuestra rutina es perfecta.

Ayer por la tarde le dejé un poco sola en el salón, me gusta dejarle a su aire y que haga de las suyas. Al poco escuché cómo empezaba a mimosear y supe que empezaba a hacer pucheritos. Empezó a llorar pero con un llanto de "no me dejes sola", en cuanto me vio se le pasaron todas las penas. Me estaba reclamando !!, no quería quedarse sola !!. Eso es la bomba !!. Le doy miles de besos. Qué bien nos ha venido estar un rato separadas porque luego nos cogemos con unas ganas...

Estos días le noto distinta, pero no hablo sólo a nivel emocional. También está distinta a nivel físico. Veo que controla un poco más su cuerpo, el espacio, agarra las cosas y es capaz de mantenerlas en la mano mientras las zarandea. Incluso se apoya en las rodillas y estira el brazo para coger algo que tiene un poquito más lejos, unas veces lo consigue y otras no. Que hiciera eso era impensable. Antes empezaba a dar tortas con las manos y lo hacía sin parar, ahora hay veces que pega queriendo y le gusta sacar ruido. Cuando la pongo a cuatro patitas se ríe mientras intenta cambiar de postura. Al principio se le caía el culillo para un lado pero ahora es ella la que mueve una pierna, la pone delante y se sienta. Mi vida hemos dado otro pasito más. Mi sueño de ponerte de pie está un milímetro más cerca. Juntas lo coseguiremos, de eso estoy más que segura.

Estoy convencida de que lo conseguiremos porque todas mis tardes, mis horas de trabajo continuo, mi sacrificio están teniendo su recompensa. Es muy sacrificado estar todas las tardes haciendo el programa sin poder ir a pasear pero por Maialen voy a hacer todo lo que haga falta. La gente trabaja a turnos, unas semanas van de mañana, otras de tarde y otras de noche. Mi turno de trabajo es siempre de tarde, y? es el mejor trabajo del mundo !!!

Comentarios

A pesar de que sé casi todo lo que has escrito, incluso algunas cosas las he visto.. las leo y me vuelven a emocionar.

Es increible saber que Maialen ha superado las mejores expectativas que teníais de su adaptación al cole "de los grandes". Es maravilloso ver cómo ha empezado tan rápido a crear esos vínculos afectivos con sus amiguitos y con sus cuidadoras haciendo que cada vez disfrute más de los momentos que pasa con ellos.

Y lo mejor es, como tú dices, que después de pasar ese ratito separadas, cuando os volvéis a ver.. saltan las chispas! Que bonito! Lo que daría por veros por un agujerito...

Enhorabuena campeonas, os lo merecéis por el trabajo duro que hacéis las dos a diario, por esos momentos menos buenos que habéis pasado últimamente y porque no hay soles que brillen más que vosotras.. perdón, que vosotros (que no se ponga celoso Dani).

Ah! Con ese trabajo que tienes de turno de tarde... no me extraña que estéis tan felices!

Mi más sincera enhorabuena chicas! A seguir disfrutando de este momento!

Tres besitos para mis tres soles....